domingo, 1 de julio de 2007

Día de reflexión

Es domingo, y me he levantado a las tres de la tarde. Ayer estuvimos en el desfile del Orgullo. Salimos muy tarde de casa, esperando a que bajara un poco el calor. Cuando llegamos a Gran Vía estaba todo tan abarrotado de gente que decidimos bajar a Plaza de España a esperar a las carrozas, pero iban con tanto retraso que allí no llegaba nada. Comenzamos a subir por Gran Vía al encuentro de la diversión, y mientras la esperábamos entramos en un Burger King (error!!) a por patatas fritas. Cuando ya íbamos a pedir (larga espera, por supuesto; estaba petado) nos llama Torner: es hora de irnos al cumpleaños de Luz. No me lo puedo creer: ¿no voy a ver ni una triste carroza? Al final vi dos: la de UGT y la del PSOE (vergüenza debería darles). Y nos fuimos corriendo.

Graciosa, la fiesta, muy tranquila (aunque hoy me he enterado de que duró hasta las 10 de mla mañana). Nuestro nuevo mejor amigo se emborrachó un poco y se puso tibio a comer. Como es alemán, le estuve explicando los distintos modos de pedo: qué es estar pedo, cogerse un pedo, tirarse un pedo, y se arrepintió un poco de no llevar encima la libreta del argot. Cuando nos fuimos intentamos coger un taxi, luego bajamos nuestraaspiraciones a un bus, y al final tuvimos que ir a casa andando. Juans s intentó irse a un garito y cuando llegó no pudo entrar de lo lleno que estaba. Las fiestas del Orgullo Gay se han convertido en algo parecido a los Sanfermines. La plaza de Cibeles estaba como si el Madrid hubiera ganado la liga de nuevo, los buses circulaban un poco escorados de la de gente que iba dentro y las paradas estaban como para quedarte a esperar. Yo iba un poco indignada. Porque vivimos en el centro, pero ¿y si tenemos que ir hasta el Barrio del Pilar?

Mañana comienza la cuenta atrás de la quincena. La lista de cosas que hacer aumenta.

- Pagar el impuesto de circulación (me van a clavar con el recargo por tardona!!).
- Comprar el Japan Rail Pass.
- Pedir yenes.
- Entregar documentación de la subvención para la reforma de la corrala.
- Ir a la pelu.
- Ir a buscar la mochila que me va a dejar Torner para el viaje (he reflexionado, paso de comprarme una).
- Comprarme la ropa interior que mi madre me regaló por mi cumple que fue hace ya 45 días.
- Anular la cuenta de Caja Madrid que tengo ya en números rojos.
- Limpiar la nevera.

Creo que eso es todo. A ver si mañana puedo tachar por lo menos cuatro de los elementos de esta lista. La semana que viene estoy toda de noche, así que lo que no haga mañana dudo que lo haga en otro momento. Por cierto, mis sospechas se confirman. Me pierdo el txupinazo. Ohhh!!!

2 comentarios:

juancorre dijo...

Pedir yenes suena a ponerse en el metro y ver si cae alguno. Difícil.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.